TRATADO DE LÍMITES COSTA RICA Y PANAMÁ


TRATADO DE LÍMITES ENTRE PANAMÁ Y COSTA RICA
Echandi Montero-Fernández Jaén
(27 de mayo de 1941)

Historia:

La historia de nuestra frontera sur estuvo llena de dificultades. En el año 1573, Felipe II, rey de España, suscribió un contrato con el capitán Diego de Artiesa y Chirinos. Se estableció así que Costa Rica se extendía, "por el Pacífico, desde los Chomes y confines de Nicoya, derecho a las bocas del Desaguadero (río San Juan), todo lo que corre la tierra a la provincia de Veragua". En 1836 durante el gobierno de Don Braulio Carrillo se produjo la llamada "usurpación Colombiana" en que este país se adueñó violentamente del territorio que actualmente es Bocas del Toro, que pertenecía a Costa Rica, sin que nuestro gobierno pudiera enfrentar el problema. Ya para el año 1856, 1865 y 1873 se realizaron tratados limítrofes para evitar dificultades como las de 1836, pero como estos no fueron ratificados por ambos gobiernos, no tuvieron validez. En 1880, Colombia volvió a invadir nuestro territorio y se apoderó de Cocales de Burica, por tal motivo, el 25 de diciembre de 1880, los representantes de nuestro país y los de Colombia, decidieron someter el arbitraje de esta demarcación limitrofe al rey Alfonso XII de España, pero posteriormente este tratado fue desconocido por Colombia. En 1886, en Bogotá, se firmó una nueva convención, la cual sería arbitrada por el entonces presidente de Francia, Emile Loubet.

Años después, el 11 de setiembre de 1890 se emitió el fallo, pero este no fue aceptado por Costa Rica, ya que perjudicaba a nuestro país y otorgaba a Colombia más territorio que los que se discutían.

En 1905, luego de independizarse Panamá del territorio colombiano, la adiministración del presidente Ascención Esquivel intentó firmar un tratado con el nuevo gobierno panameño, pero este no fue ratificado por nuestros vecinos del sur.

En 1914 se dio un nuevo intento. Donde el arbitraje fue realizado por el fiscal general de los Estados Unidos de América. Se conoció como el "laudo White", dictado el 12 de setiembre de 1914, donde el gobierno panameño se mostró descontento con la resolución. Hubo varios intentos por establecer el laudo, y en 1921, por esta razón, se produjo la Guerra de Coto con Panamá. Finalmente el 1ero de mayo de 1941 se firmó el Tratado Echandi Montero-Fernández Jaén.

Desde hace mucho tiempo, los pueblos han establecido los límites con sus territorios, algunas veces se aprovechan elementos naturales del terreno como un río, el mar, un lago, una cordillera y otras construyendo mallas o cercas, muros y puestos de vigilancia. De esta forma si alguien quiere cruzar de un país a otro deberá hacerlo por los puestos fronterizos donde se le solicitará la respectiva documentación; pasaporte, visa, salvoconducto o cualquier otro documento permitido. Esto no quiere decir que establecer los límites ha sido fácil, sino que a lo largo de la historia de los pueblos se han dado conquistas territoriales, también el sometimiento a otras civilizaciones conquistadoras, han tenido movimientos independientes y han surgido países nuevos, lo que han variado la configuración del territorio de las naciones y estos cambios no siempre han sido aceptados por los países involucrados.

Así que muchas veces las naciones discrepan entre si sobre la demarcación limítrofe porque pierden algún territorio que en el pasado les perteneció, porque tienen que compartir el cauce de un río. Entonces se busca una solución que lleve a estos pueblos al consenso. Se realizan tratados limítrofes y si el caso se pone difícil, se lo somete a arbitraje de una o varias naciones neutrales, este procedimiento se conoce como laudo. Es importante que cada nación respete los límites y fronteras de sus vecinos, a fin de preservar las buenas relaciones entre ambas naciones y evitar conflictos que podrían provocar hasta guerras.

EDICIONES RH TELÉFONO: (506)2237-9444 HEREDIA, COSTA RICA